¿Listo para leer estos trucos de dieta para perder grasa del abdomen? Los estudios demuestran que explotar tus abdomen con toneladas de abdominales no te hará perder grasa abdominal, al igual que hacer sentadillas no te darán piernas más delgadas.

Reducir la grasa, o elegir dónde te gustaría perder grasa en tu cuerpo, es un mito completo y absoluto.

La única forma de obtener una sección media más delgada es deshacerre de la grasa de todo el cuerpo. Para hacer esto, necesitarás la combinación correcta de estrategia de dieta y ejercicio, algo a lo que puedas adherirte el tiempo suficiente para que tu cuerpo comience a aprovechar las reservas de grasa en tu vientre.

Trucos de dieta para perder grasa del abdomen

Hay tantas formas de perder peso como personas en este planeta, pero no importa quién seas, aquí hay diez trucos de dieta para perder grasa del abdomen.

Crear un déficit de calorías consistente

Comer la cantidad correcta de calorías diariamente es el principal factor de pérdida de grasa. ¡No dejes que te engañen los gurús bajos en grasa o bajos en carbohidratos!

¿Cuál es el número correcto de calorías?

Bueno, una caloría es una unidad de energía que nuestros cuerpos derivan principalmente de los alimentos. Todos los días, quemamos una cierta cantidad de calorías dependiendo de nuestro tamaño, edad, sexo y niveles de actividad.

Para quemar grasa, es decir, para forzar a nuestros cuerpos a aprovechar nuestras reservas de grasa y usarlas para obtener energía en lugar de alimentos, necesitamos comer menos calorías de las que quemamos en un día.

Apunta a un déficit de alrededor de 500 calorías por día. El método más fácil para calcular esto es multiplicar por 12 calorías por libra de peso corporal y consumir esas calorías todos los días .

1Comer más lento y ser paciente

Comer menos calorías para perder peso es realmente simple, pero eso no quiere decir que sea fácil.

Forzar a tu cuerpo a quemar tus reservas de grasa para obtener energía es un proceso incómodo que puede hacer que te sientas agotado y con menos energía, mientras que acostumbrarte a las comidas más pequeñas puede hacer que al principio sientas hambre.

Una gran solución es comer más despacio, masticar más y ser paciente. Existe evidencia que respalda la idea de que comer más lentamente puede aumentar la satisfacción y la plenitud que sienten algunas personas después de una comida y disminuir su deseo de comer más.

2Comer más proteínas

Si alcanzas la cantidad correcta de calorías todos los días, estarás encaminado hacia la pérdida de tu barriga, independientemente de la composición general de tu dieta.

Sin embargo, hay mucha evidencia que sugiere que las personas interesadas en la pérdida de grasa deberían considerar una dieta alta en proteínas.

Las personas que comen más proteínas generalmente están más satisfechas y tienden a comer menos calorías en general.

3Retrasa tu primera comida

¿Has oído hablar de ayuno intermitente? Es un estilo de alimentación en el que reduce drásticamente tu ventana de alimentación durante el día mientras te mantienes en ayunas el resto del tiempo. Por ejemplo, se te puede “permitir” comer durante 8 horas, desde el mediodía hasta las 8 pm, mientras que el resto del tiempo solo tomas agua.

Los beneficios para la salud del ayuno son enormes y van mucho más allá de la pérdida de peso e incluyen mejoras en el estado de ánimo, energía, concentración, longevidad y más.

4Trabaja tu núcleo

Sé que dije que no puedes forzar a tu cuerpo a perder grasa del estómago, ¡pero eso no significa que no debas estar preparado para el día que lo hace!

Trabaja tus músculos abdominales y centrales 2 a 3 veces por semana para aumentar la fuerza en tu sección media. A medida que comiences a perder grasa, descubrirás un mejor tono y definición en esa área.

5Haz el tipo correcto de cardio

Lo creas o no, el ejercicio es completamente opcional cuando se trata de perder peso. Si comes la cantidad correcta de calorías, la grasa saldrá independientemente.

Sin embargo, será mucho más fácil crear un déficit de calorías constante si estás activo y quemas calorías adicionales al menos unas cuantas veces por semana. Además, hacer ejercicio es mucho mejor para tu salud que no hacer ejercicio.

Cada forma de cardio tiene su lugar, pero para la pérdida de grasa, recomiendo seguir la mayoría de los entrenamientos LISS o HIIT para quemar calorías extra unas cuantas veces por semana.

Comer más alimentos de relleno

Una vez más, alcanzar un objetivo de calorías suena simple, ¡pero eso no lo hace fácil!

Si descubres que constantemente tienes hambre a lo largo del día cuando intentas seguir una dieta, es posible que debas cambiar tus opciones de alimentos. Tu mejor opción será comer muchos alimentos ricos en nutrientes que sacien tu cuerpo y tomen tiempo para digerir.

Los carbohidratos simples (pan blanco, azúcar, etc.) son, sin duda, deliciosos pero ofrecen poco valor nutricional, por lo que su cuerpo los agita rápidamente.

Los carbohidratos complejos (harina de avena, arroz integral, batatas) y las proteínas magras (pollo, pavo) te mantendrán lleno por más tiempo y alimentarán mejor tu cuerpo para cualquier entrenamiento que pueda incorporar.

6Utilizar refeeds estratégicos y descansos de dieta

Es probable que no necesites estas estrategias cuando comiences tu dieta por primera vez, pero a medida que comienzas a ver resultados y llegsa a un porcentaje de grasa corporal más bajo, es posible que tu cuerpo necesite un descanso de vez en cuando.

Después de todo, quemar tu propia grasa para obtener energía es difícil para el cuerpo y la mente. La adherencia a largo plazo a la dieta es mucho más importante que obtener resultados lo más rápido posible.

7Duerma más

¿Sabes cuál es el asesino número uno de la fuerza de voluntad? La falta de sueño.

La falta de sueño puede causar un caos en el equilibrio hormonal y la capacidad de regular el apetito, pero lo más importante es que puede dejarlo con muy poco autocontrol. Las personas que no duermen lo suficiente se encuentran comiendo más y comiendo con más frecuencia.

Se sabe que la luz azul de los teléfonos, los ordenadores y los televisores, por ejemplo, interrumpem los patrones de sueño. Opta por un libro antes de acostarse si tienes problemas para conciliar el sueño a tiempo.

8Seguimiento de todo

Un bocado extra del postre de tu amigo aquí, un bocadillo rápido allí y otra cucharada de salsa o aceite en tu plato… Todo se suma, y esas calorías adicionales pueden descarrilar fácilmente tu dieta si no tienes cuidado.

Hacer un seguimiento de las comidas es una cosa, pero para obtener los mejores resultados querrás anotar cada cosa que ingieras en tu cuerpo, incluida la salsa, el aceite, los acompañamientos, los bocadillos, las bebidas y mucho más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here