En la actualidad, la mayoría de las personas son conscientes de los beneficios que ofrece el yoga. Por ello no es extraño que existan posturas de yoga para mejorar la salud mental. Fisiológicamente, la práctica repetida de posturas de yoga mejora el flujo sanguíneo y aumenta los niveles de hemoglobina y glóbulos rojos en el cuerpo. Esto permite que llegue más oxígeno a las células del cuerpo y mejora su función.

Practicar yoga regularmente también aumentará tu resistencia, disminuirá tu ritmo cardíaco en reposo y adelgazará tu sangre, disminuyendo tu riesgo general de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Cuando eches un vistazo más profundo a cómo el yoga mejora la salud, aparte de los beneficios físicos obvios, descubrirás que practicar con una actitud enriquecedora hacia tu cuerpo te beneficiará enormemente espiritual y mentalmente.

Posturas de yoga para mejorar la salud mental

Es importante saber que el yoga es una práctica de cuerpo y mente, lo que significa que combina poses físicas con respiración controlada y meditación. En pocas palabras, el yoga te ayuda a acceder a tu fuerza interior, lo que te ayuda a enfrentar los desafíos, miedos y frustraciones a veces abrumadores de la vida diaria.

El virus afecta la salud mental de la sociedad, y estas posturas de yoga para mejorar la salud mental  ayudarán a lidiar con parte de la ansiedad acumulada que todos tenemos durante este tiempo:

1Posturas retorcidas

Los giros ayudan a abrir el pecho, los hombros y la espalda, lo que ayuda a disminuir cualquier sensación de ansiedad. Los giros también pueden aumentar el flujo sanguíneo a los órganos digestivos mientras ayudan a extraer la sangre venosa de los órganos internos. Para un regalo, combina tu giro con una respiración lenta y rítmica.

2Poses invertidas

Las inversiones pueden convertirse en una parte valiosa de tu práctica porque alientan la sangre venosa de las piernas y la pelvis al moverse hacia el corazón y los pulmones, donde se oxigena de manera más eficiente. Las posturas implican mantener la cabeza debajo del corazón e incluyen soportes para los hombros, paradas para la cabeza y para las manos.

ATENCIÓN

Es importante establecer tu práctica antes de intentar inversiones como el apoyo para la cabeza y el apoyo para las manos (usar una pared o tener un observador como soporte te ayudará si recién estás comenzando). Es extremadamente importante aprender de un maestro calificado que pueda enseñarte la forma más segura de iniciar, sostener y liberar una inversión sin dañar tu cabeza, cuello, hombros o espalda.  

3El perro boca abajo

El perro boca abajo es posiblemente una de las posturas más difíciles que aprendes cuando comienzas tu práctica. La alineación correcta del cuerpo es clave en esta postura para evitar lesiones en las muñecas y la espalda. El perro boca abajo te calma estimulando la parte frontal de la cabeza y ayuda a aliviar la depresión. Practicar el perro boca abajo a menudo desarrollará la fuerza de tu núcleo y hombro, lo que mejora tu postura.

4Postura del niño

La postura del niño calma la mente. Mientras estés en la postura del niño, intenta relajar el cuello, poner la frente sobre la colchoneta y girarla de lado a lado. Esto tendrá un efecto calmante instantáneo en el cerebro.

La postura del niño te recuerda que descansar sobre la colchoneta es beneficioso y te permite reducir la velocidad de la vida cuando lo necesitas. La postura del niño también abre las caderas, lo que nos lleva a los beneficios de liberar la tensión en las caderas.

5Las caderas no mienten

Almacenamos mucha tensión, trauma, estrés y ansiedad en nuestras caderas. Cuando estamos bajo estrés, nuestros cuerpos responden apretando y apretando. El trauma causa una gran compresión o tensión de las caderas. A medida que aumenta el estrés con el tiempo, puede afectar tus caderas si no lo resuelves. Durante tu práctica, es importante recordar que liberar la tensión en tus caderas puede abrir heridas no curadas y emociones fuertes traídas a la superficie. Puede ser difícil y hacerte llorar, pero si reconoces tus emociones, ¡te permitirá superarlas, avanzar y abrir espacio para el amor, la compasión y la positividad en tu vida!

6Apoyo en hombros

El apoyo en hombros es una pose muy relajante porque activa la parte posterior del cerebro. También estimula la tiroides, por lo que podría ayudar a mejorar el hipertiroidismo con la práctica repetida.

Otro beneficio es que aumenta la circulación y baña los ganglios linfáticos con linfa fresca. También fortalece los nervios espinales que alivian la tensión en la cabeza, el cuello y los hombros, y mejora la ansiedad.

7Postura de puente

La postura del puente es una postura que fortalece las piernas. Esta postura también estimula los órganos abdominales, los pulmones, la tiroides y ayuda a aliviar el estrés y la depresión leve. Se puede hacer otra variación restauradora para la postura del puente colocando un bloque debajo de la espalda baja y sacando la columna vertebral con tu peso corporal.

RELACIONADO | 5 maneras simples de mejorar la forma de hacer yoga

8Cobra

La cobra expande el cofre y le da elasticidad a los pulmones, fortalece los músculos de la espalda y el estómago. Practicar esta postura a menudo también puede ayudar a calmar la ciática, mejorar la digestión y elevar el estado de ánimo cuando practicas relajar los hombros hacia la columna vertebral.

9Savasana

Esta postura de yoga se realiza acostado boca arriba con los brazos relajados a los lados. Al final de cada práctica prestas atención a tu respiración de uno a diez minutos mientras te relajas. Esta postura es especialmente agradable después de una clase caliente o vinyasa porque te da la oportunidad de unir toda tu práctica y descansar después de trabajar duro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here