Los beneficios de la meditación caminando no son tan conocidos, como la práctica en sí. Esta tiene sus orígenes en el budismo y puede usarse como parte de una práctica de atención plena.

La técnica tiene muchos beneficios posibles y puede ayudarte a sentirte más firme, equilibrado y sereno. También te ayuda a desarrollar una conciencia diferente de tu entorno, cuerpo y pensamientos.

¿Qué es una práctica de meditación caminando?

Típicamente, durante la meditación caminando caminas en círculo, de ida y vuelta en línea recta o en un laberinto. También es posible hacer una meditación caminando a una distancia más larga.

El ritmo es lento y puede variar según la técnica específica. A menudo, los practicantes realizan una sesión de meditación caminando entre meditaciones sentadas.

Los ejemplos de meditaciones para caminar incluyen:

  1. Kinhin
  2. Theravada
  3. Vipassana

Los beneficios de la meditación caminando

Las técnicas pueden ser tan detalladas como dividir cada paso en seis partes o simplemente pasear atentamente en un espacio. Puedes incorporar tu respiración o un mantra.

A continuación encontrarás los muchos beneficios posibles de caminar meditativamente.

1Aumentar el flujo sanguíneo

La meditación caminando a menudo es utilizada por personas que se sientan por largos períodos. La práctica de caminar ayuda a que la sangre fluya, especialmente a las piernas. Ayuda a aliviar los sentimientos de lentitud o estancamiento.

La caminata consciente también es una excelente manera de aumentar la circulación sanguínea y elevar tus niveles de energía si estás trabajando sentado durante períodos prolongados.

2Mejora la digestión

Caminar después de comer es una forma fantástica de estimular la digestión, especialmente si te sientes pesado o lleno.

El movimiento ayuda a los alimentos a moverse a través de tu tracto digestivo y también puede prevenir el estreñimiento.

3Reduce la ansiedad

Si estás buscando reducir tus niveles de estrés, puede resultarle útil hacer una práctica de meditación sentado antes o después de hacer ejercicio.

Un estudio de 2017 en adultos jóvenes mostró que caminar es más efectivo para reducir los síntomas de ansiedad cuando se combina con la meditación. Los participantes que mostraron los cambios más significativos en sus niveles de ansiedad, meditaron antes de caminar o caminaron antes de meditar.

4Mejora los niveles de azúcar en la sangre y la circulación.

Un pequeño estudio de 2016 concluyó que una práctica de meditación caminando basada en el budismo tuvo un efecto positivo en los niveles de azúcar en la sangre y la circulación en personas con diabetes tipo 2.

5Alivia la depresión

Es importante mantenerte activa, especialmente a medida que envejeces. El ejercicio regular ayuda a aumentar los niveles de condición física y mejorar el estado de ánimo, los cuales corren el riesgo de disminuir en los adultos mayores.

6Mejora el bienestar

Cuando sea posible, camina por la naturaleza , como un parque, jardín o lugar con árboles, lo que puede mejorar tu sensación general de bienestar y ayudarte a sentirte más equilibrado.

La práctica en el bosque es popular en Japón por sus ventajas como la relajación y la actividad cerebral mejorada.

7Mejora la calidad del sueño

Para obtener los beneficios del ejercicio, no es necesario hacer un entrenamiento intenso. Caminar puede ayudar a mejorar la flexibilidad y reducir la tensión muscular para que te sientas mejor físicamente.

Además, es más probable que reduzcas los sentimientos de estrés y ansiedad, especialmente si camina por la mañana. Todos estos beneficios pueden dejarte con una mente tranquila y clara para que estés listo para quedarte dormido y dormir profundamente cada noche.

8Hace que el ejercicio sea agradable

Incorporar un aspecto de atención plena en tu rutina de ejercicios puede hacer que el ejercicio sea más agradable.

Esto apunta a la probabilidad de que la atención plena pueda inspirar la conexión al ejercicio de una manera diferente.

9Inspira creatividad

Practicar la atención plena puede brindarte más claridad y enfoque en tus patrones de pensamiento, lo que a su vez puede estimular la creatividad.

Mientras tanto, puedes explorar cómo una práctica de atención plena mejora tus habilidades de resolución de problemas o el cultivo de nuevas ideas.

10Mejora el equilibrio

beneficios de la meditación caminando

La práctica implica la conciencia de los movimientos de piernas y tobillos mientras camina lentamente.

Haz que caminar conscientemente sea parte de tu día

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a comenzar con una rutina de meditación para caminar consistente:

  1. Se consciente del momento presente
  2. Ve cómo varía la práctica cuando caminas hacia un destino apurado en lugar de caminar lentamente.

RELACIONADO | 8 beneficios de la meditación para la salud

11Practica la meditación sentada también

La meditación caminando a menudo se usa junto con la meditación sentada. Por lo tanto, es posible que valga la pena aprender tanto la meditación sentada como la meditación caminando.

  • Haz una sesión de meditación de 5 a 10 minutos seguida de meditación caminando, o viceversa.
  • Observa las diferencias entre las dos prácticas y piense cuál prefiere y por qué.
  • A medida que avanzas, puedes aumentar la duración de cada sesión.
  • Ve más despacio
  • A menudo, cuando nuestra mente se mueve rápidamente, también nos movemos apurados. Disminuye la velocidad durante unos minutos, incluso cuando tenga poco tiempo.

También puedes escribir cosas en un registro o diario y usar esto como una herramienta para reflexionar sobre tu experiencia o progreso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here