Asegúrate en los próximos meses de incorporar las verduras de invierno más saludables. Comer en temporada es muy fácil en la primavera y el verano, pero puede resultar desafiante cuando llega el clima frío.

Algunos vegetales pueden sobrevivir al frío, incluso bajo una capa de nieve. Estos se conocen como vegetales de invierno, debido a su capacidad para resistir el clima frío y duro.

Estas variedades resistentes al frío pueden soportar temperaturas heladas debido a la mayor cantidad de azúcar que contiene.

El azúcar que se encuentra en el agua de las verduras de invierno hace que se congelen en un punto más bajo, lo que les permite sobrevivir en climas fríos.

Además, este proceso da como resultado que las verduras resistentes al frío tengan un sabor más dulce en los meses más fríos, haciendo que el invierno sea el momento óptimo para la cosecha.

Las verduras de invierno más saludables

Este artículo analizaLas verduras de invierno más saludables y por qué deberías incluirlas en tu dieta.

1Col rizada

Este verde frondoso no solo es una de las verduras más saludables, sino que también prospera en climas más fríos.

Es miembro de la familia de las verduras crucíferas, que incluye plantas tolerantes al frío como las coles de Bruselas, el repollo y los nabos.

También es un verde excepcionalmente nutritivo y versátil. Está repleto de vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes y potentes compuestos vegetales. Además, la col rizada está cargada de antioxidantes flavonoides como la quercetina y el kaempferol que tienen poderosos efectos antiinflamatorios .

2Coles de Bruselas

Al igual que la col rizada, las coles de Bruselas son miembros de la familia de vegetales crucíferos ricos en nutrientes.

Las mini cabezas de col de la planta de las coles de Bruselas se desarrollan durante los meses de clima frío. Pueden resistir temperaturas de congelación, por lo que son imprescindibles para los platos de temporada de invierno.

Aunque pequeñas, las coles de Bruselas contienen una cantidad impresionante de nutrientes.

Son una excelente fuente de vitamina K. Una taza (156 gramos) de coles de Bruselas cocidas contiene el 137% de ru ingesta diaria recomendada.

La vitamina K es crítica para la salud ósea y cardíaca y es importante para la función cerebral. Las coles de Bruselas también son una gran fuente de vitaminas A, B y C y los minerales manganeso y potasio.

3Zanahorias

Este popular tubérculo se puede cosechar en los meses de verano, pero alcanza su máximo dulzor en otoño e invierno.

Esto hace que las zanahorias tengan un sabor extra dulce en climas más fríos. De hecho, las zanahorias cosechadas después de una helada a menudo se llaman “zanahorias dulces“.

Las zanahorias son una excelente fuente de betacaroteno, que se puede convertir en vitamina A en el cuerpo. Una zanahoria grande (72 gramos) contiene el 241% de la ingesta diaria recomendada de vitamina A.

La vitamina A es esencial para la salud ocular y también es importante para la función inmune y el crecimiento y desarrollo adecuados.

4Acelgas

La acelga no solo es tolerante al clima frío, sino que también es muy baja en calorías y alta en nutrientes.

De hecho, una taza (36 gramos) proporciona solo 7 calorías, pero contiene casi la mitad de la cantidad diaria recomendada de vitamina A y cumple con la ingesta diaria recomendada de vitamina K.

También es una buena fuente de vitamina C, magnesio y manganeso.

Este verde se usa ampliamente en la dieta mediterránea, que se ha relacionado con numerosos beneficios para la salud, incluida una reducción de las enfermedades cardíacas.

5Chirivías

De apariencia similar a las zanahorias, las pastinacas o chirivías son otro tipo de tubérculo con una serie de beneficios únicos para la salud.

Al igual que las zanahorias, las chirivías se vuelven más dulces a medida que aumentan las temperaturas frías, lo que las convierte en un complemento delicioso para los platos de invierno. Tienen un sabor ligeramente terroso y son altamente nutritivos.

El alto contenido de fibra de las pastinacas también las convierte en una excelente opción para la salud digestiva. Son especialmente ricos en fibra soluble, que forma una sustancia gelatinosa en el sistema digestivo.

6Rutabagas

Las rutabagas son un vegetal subestimado a pesar de su impresionante contenido de nutrientes.

Estos tubérculos crecen mejor en climas fríos y desarrollan un sabor más dulce a medida que las temperaturas se vuelven más frías en otoño e invierno.

El potasio es crucial para la función cardíaca y la contracción muscular. También juega un papel clave en el control de la presión arterial.

7Repollo rojo

El repollo es un vegetal crucífero que prospera en climas fríos. Si bien la col verde y la col roja son extremadamente saludables, la variedad roja tiene un mayor perfil de nutrientes.

También es una buena fuente de vitaminas B, manganeso y potasio.

Las antocianinas pertenecen a la familia de los antioxidantes flavonoides, que se han relacionado con una serie de beneficios para la salud.

8Rábanos

Estas verduras son conocidas por su sabor picante y textura crujiente. Además, algunas variedades son muy resistentes al frío y pueden sobrevivir en temperaturas heladas.

Los rábanos son ricos en vitaminas B y C, así como en potasio.

Los rábanos han sido ampliamente investigados por sus posibles propiedades para combatir el cáncer.

9Perejil

Si bien muchas hierbas se extinguen cuando el clima se vuelve frío, el perejil puede continuar creciendo a través de temperaturas frías e incluso nieve.

Además de ser excepcionalmente resistente al frío, este verde aromático está lleno de nutrición.

También está cargado de vitamina A, ácido fólico, hierro, calcio y potasio.

Hay varios vegetales que prosperan en climas más fríos.

Estas verduras resistentes al frío permiten completar tu dieta con productos de temporada y llenos de nutrientes durante todo el invierno.

Después de todo, agregar cualquier producto fresco a tu dieta contribuirá en gran medida a promover tu salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here