¿Conoces algunos de los beneficios del miso para la salud?Esta pasta rica en proteínas hecha de soja fermentada es un elemento básico de la cocina asiática.

Una introducción al miso

Miso significa “frijoles fermentados” en japonés. En Japón, las personas comienzan su día con un tazón de sopa de miso, que se cree estimula la digestión y energiza el cuerpo. Un ingrediente tradicional en las dietas japonesas y chinas, la pasta de miso está hecha de granos de soja fermentados y contiene millones de bacterias beneficiosas.

Hay cientos de diferentes tipos de miso y diferentes versiones están vinculadas con cocinas regionales, identidades y sabores.

La pasta rica en proteínas es muy popular ya que proporciona una base de sabor instantáneo. Agrega el quinto sabor, conocido como ‘umami’, a todo tipo de platos que incluyen sopas / caldos, aderezos para ensaladas, verduras, guisos, glaseados y adobos.

El miso es rico en minerales esenciales y es una buena fuente de varias vitaminas B, vitaminas E, K y ácido fólico. Como alimento fermentado, el miso proporciona al intestino bacterias beneficiosas que nos ayudan a mantenernos sanos, vibrantes y felices; se sabe que la buena salud intestinal está vinculada a nuestro bienestar mental y físico general.

Diferentes variedades

El tipo más común de miso está hecho solo de soya, pero la variedad y la proporción de ingredientes crudos pueden variar. Algunas pastas de miso están hechas de trigo o mijo cultivado o combinaciones de diferentes granos y frijoles. La duración del tiempo de fermentación puede afectar el sabor; desde dulces y suaves a salados y ricos. El color es un indicador bastante bueno de la fuerza en el sabor. La textura puede variar también. El miso hecho de un grano entero es típicamente más salado que el hecho de un grano descascarado.

Miso Blanco (Shiro)

Hecho de soja y arroz y fermentado por no más de dos meses. Shiro (significa “blanco” en japonés) es de color claro y dulce a ligeramente salado. Shiro es un gran miso de entrada, muy versátil y proporciona un poco de impulso a los aderezos para ensaladas o verduras salteadas.

Miso Amarillo (Shinsu)

Otro tipo suave que se fermenta un poco más que el miso blanco. El miso amarillo es adaptable en una amplia gama de recetas.

Miso Rojo (Aka)

Si una receta requiere miso oscuro, querrás usar un miso aka o rojo. De color rojizo, este tipo está hecho de una mayor proporción de frijoles de soya, se fermenta por hasta tres años, y tiene un sabor más salado y profundo. Su sabor completo se utiliza mejor en platos abundantes como guisos y salsas de tomate. Úselo con precaución: su sabor puede sobrepasar otros ingredientes.

Miso De Cebada (Mugi)

Hecho de cebada y soya, el mugi miso generalmente tiene un proceso de fermentación más largo que la mayoría del miso blanco. Tiene un fuerte aroma a cebada, pero aún tiene un sabor suave y ligeramente dulce.

Los beneficios del miso para la salud

El miso es una fuente de cobre, manganeso, vitamina K, proteínas y zinc.

El proceso de fermentación significa que el miso es rico en enzimas. La fermentación aumenta el número de bacterias beneficiosas en los alimentos. Estas bacterias son conocidas como probióticos y se cree que ayudan a una amplia gama de problemas de salud, especialmente para la digestión, absorción y asimilación de nutrientes.

Al consumir alimentos fermentados, agregas bacterias beneficiosas (conocidas como probióticos) y enzimas a su flora intestinal general, lo que aumenta la salud de su microbioma intestinal y su sistema digestivo y mejora el sistema inmunológico.

El miso se considera alto en sal y se debe consumir teniendo en cuenta las pautas de no más de 6 g por día.

Hay mucha investigación sobre los beneficios de incluir productos de soya en la dieta. Si bien el miso está hecho de granos de soja, la cantidad consumida es bastante pequeña y es poco probable que tenga un efecto estrogénico profundo.

Los productos de soya son ampliamente producidos a partir de soya modificada genéticamente (GM). Para asegurarte de que el miso está hecho de granos de soya cultivados orgánicamente, no genéticamente modificados, asegúrate de leer la etiqueta. La etiqueta también indicará si el miso está libre de gluten.

Cómo seleccionar y almacenar

Cuando compres miso, elige el producto vivo, no pasteurizado y rico en enzimas que deberás almacenar en el refrigerador. Este tipo está cargado de microorganismos benéficos. Después de la apertura, la textura, el color y el sabor pueden cambiar, así que vigílalo. Algunos pueden conservarse durante bastante tiempo sin preocupaciones o variaciones en la calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here