La vitamina D es extremadamente importante para la buena salud. Desempeña varios papeles para mantener las células de tu cuerpo sanas y funcionando como deberían. Pero es importante reconocer que existen efectos secundarios de consumir demasiada vitamina D.

La mayoría de las personas no obtienen suficiente vitamina D, por lo que los suplementos son comunes. Sin embargo, también es posible, aunque raro, que esta vitamina se acumule y alcance niveles tóxicos en su cuerpo.

Efectos secundarios de consumir demasiada vitamina D

Este artículo analiza los posibles efectos secundarios de obtener cantidades excesivas de esta importante vitamina.

La vitamina D participa en la absorción de calcio, la función inmune y la protección de la salud ósea, muscular y cardíaca. Ocurre naturalmente en los alimentos y también puede ser producido por tu cuerpo cuando tu piel está expuesta a la luz solar.

Sin embargo, aparte de los pescados grasos, hay pocos alimentos ricos en vitamina D. Además, la mayoría de las personas no reciben suficiente exposición al sol para producir una cantidad adecuada de vitamina D.

Por lo tanto, la deficiencia es muy común. De hecho, se estima que alrededor de mil millones de personas en todo el mundo no obtienen suficiente de esta vitamina.

Los suplementos son muy comunes, y tanto la vitamina D2 como la vitamina D3 se pueden tomar en forma de suplemento.

Sin embargo, tomar dosis extremadamente altas de vitamina D3 durante largos períodos puede provocar una acumulación excesiva en tu cuerpo.

La intoxicación por vitamina D ocurre cuando los niveles en sangre se elevan por encima de 150 ng/ml (375 nmol/l). Debido a que la vitamina se almacena en la grasa corporal y se libera lentamente en el torrente sanguíneo, los efectos de la toxicidad pueden durar varios meses después de que deje de tomar suplementos.

A continuación se presentan los efectos secundarios principales de demasiada vitamina D.

1Niveles sanguíneos elevados

Alcanzar niveles adecuados de vitamina D en la sangre puede ayudar a aumentar tu inmunidad y protegerlo de enfermedades como la osteoporosis y el cáncer.

Sin embargo, no hay acuerdo sobre un rango óptimo para niveles adecuados.

Si bien un número cada vez mayor de personas se está suplementando con vitamina D, es raro encontrar a alguien con niveles sanguíneos muy altos de esta vitamina.

2Niveles elevados de calcio en la sangre

La vitamina D ayuda a tu cuerpo a absorber el calcio de los alimentos que come. De hecho, este es uno de sus roles más importantes.

Sin embargo, si la ingesta de vitamina D es excesiva, el calcio en la sangre puede alcanzar niveles que pueden causar síntomas desagradables y potencialmente peligrosos.

Los síntomas de hipercalcemia, o niveles altos de calcio en la sangre, incluyen:

  • Dificultad digestiva, como vómitos, náuseas y dolor de estómago
  • Fatiga, mareos y confusión
  • Sed excesiva
  • Micción frecuente

3Náuseas, vómitos y falta de apetito

Muchos efectos secundarios de demasiada vitamina D están relacionados con un exceso de calcio en la sangre.

Estos incluyen náuseas, vómitos y falta de apetito.

Sin embargo, estos síntomas no ocurren en todas las personas con niveles elevados de calcio.

Es importante destacar que estos síntomas ocurrieron en respuesta a dosis extremadamente altas de vitamina D3, lo que condujo a niveles de calcio superiores a 12 mg/dl (3.0 mmol/l).

4Dolor de estómago, estreñimiento o diarrea

El dolor de estómago, el estreñimiento y la diarrea son quejas digestivas comunes que a menudo están relacionadas con intolerancias alimentarias o síndrome del intestino irritable.

Sin embargo, también pueden ser un signo de niveles elevados de calcio causados por la intoxicación por vitamina D.

Estos síntomas pueden ocurrir en aquellos que reciben altas dosis de vitamina D para corregir la deficiencia. Al igual que con otros síntomas, la respuesta parece ser individualizada incluso cuando los niveles sanguíneos de vitamina D están igualmente elevados.

5Pérdida de hueso

Debido a que la vitamina D juega un papel importante en la absorción de calcio y el metabolismo óseo, obtener suficiente es crucial para mantener los huesos fuertes .

Sin embargo, demasiada vitamina D puede ser perjudicial para la salud ósea.

Aunque muchos síntomas de un exceso de vitamina D se atribuyen a los niveles altos de calcio en la sangre, algunos investigadores sugieren que las megadosis pueden conducir a niveles bajos de vitamina K2 en la sangre.

Para protegerse contra la pérdida ósea, evita tomar suplementos excesivos de vitamina D y toma un suplemento de vitamina K2. También puedes comer alimentos ricos en vitamina K2, como lácteos y carne alimentados con pasto.

6Insuficiencia renal

La ingesta excesiva de vitamina D con frecuencia resulta en daño renal.

La insuficiencia renal se trata con hidratación oral o intravenosa y medicación.

Demasiada vitamina D puede provocar lesiones renales en personas con riñones sanos, así como en aquellos con enfermedad renal establecida.

La vitamina D es extremadamente importante para tu salud en general. Incluso si sigues una dieta saludable, es posible que necesites suplementos para alcanzar niveles sanguíneos óptimos.

Sin embargo, también es posible tener demasiado de algo bueno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here