Los efectos de los alimentos grasos en tu cuerpo pueden ser más latentes de lo que pensamos. Los alimentos grasosos no solo se encuentran en los lugares de comida rápida, sino también en los lugares de trabajo, restaurantes, escuelas e incluso en tu hogar.

La mayoría de los alimentos que se fríen o cocinan con exceso de aceite se consideran grasosos. Incluyen papas fritas, pizzas, aros de cebolla, hamburguesas con queso y donas.

Estos productos tienden a ser altos en calorías, grasas, sal y carbohidratos refinados, pero bajos en fibra, vitaminas y minerales.

Si bien pueden ser un placer agradable en ocasiones especiales, los alimentos grasosos afectan negativamente tu cuerpo y tu salud tanto a corto como a largo plazo.

Efectos de los alimentos grasos en tu cuerpo

Aquí hay algunos efectos de los alimentos grasos en tu cuerpo.

1Puede causar hinchazón, dolor de estómago y diarrea

Entre los macronutrientes (carbohidratos, grasas y proteínas), la grasa es la que se digiere más lentamente.

Debido a que los alimentos grasosos contienen altas cantidades de grasa, retrasan el vaciado del estómago. A su vez, la comida pasa más tiempo en el estómago, lo que puede causar hinchazón, náuseas y dolor de estómago.

En personas con problemas digestivos, como síndrome del intestino irritable (SII), pancreatitis crónica o un virus estomacal, los niveles altos de alimentos grasos pueden desencadenar dolor de estómago, calambres y diarrea.

2Puede dañar tu microbioma intestinal

Se sabe que los alimentos grasos dañan las bacterias saludables que viven en el intestino.

Esta colección de microorganismos, también llamada microbioma intestinal, afecta lo siguiente:

  • Digestión de fibra.
  • Respuesta inmune.
  • Regulación de peso.
  • Salud intestinal.
  • La salud del corazón.

Una dieta alta en grasas, como una rica en alimentos grasos, puede dañar tu microbioma intestinal al aumentar la cantidad de bacterias intestinales no saludables y disminuir la cantidad de bacterias saludables.

Estos cambios pueden estar asociados con la obesidad y otras enfermedades crónicas, como cáncer, enfermedades cardíacas, diabetes y enfermedad de Parkinson.

De todos modos, se necesitan más investigaciones sobre la dieta y la salud intestinal.

3Puede provocar aumento de peso y obesidad

Los alimentos grasosos, que se cocinan en grandes cantidades de grasa, pueden provocar un aumento de peso debido a su alto recuento de calorías.

Por ejemplo, una papa horneada pequeña (3.5 onzas o 100 gramos) contiene 93 calorías y 0.1 gramos de grasa, mientras que la misma cantidad de papas fritas contiene 312 calorías y 15 gramos de grasa.

La obesidad está asociada con muchas condiciones de salud negativas, que incluyen enfermedades cardíacas, diabetes, derrames cerebrales y ciertos cánceres. En particular, una ingesta elevada de grasas trans puede provocar un aumento de peso.

4Puede aumentar tu riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular

Los alimentos grasosos tienen varios efectos negativos sobre la salud del corazón.

Por ejemplo, se ha demostrado que los alimentos fritos aumentan la presión arterial, reducen el colesterol HDL (bueno) y provocan aumento de peso y obesidad, todos los cuales están asociados con enfermedades cardíacas.

5Puede aumentar tu riesgo de diabetes

Los alimentos grasosos pueden aumentar tu riesgo de diabetes tipo 2. El consumo de comida rápida, que incluye no solo alimentos grasos sino también bebidas azucaradas, conduce a una ingesta alta de calorías, aumento de peso, control deficiente del azúcar en sangre y aumento de la inflamación.

A su vez, estos factores aumentan tu riesgo de diabetes tipo 2 y síndrome metabólico, un grupo de afecciones que incluyen obesidad, presión arterial alta y azúcar en sangre alta.

6Puede causar acné

Muchas personas relacionan los alimentos grasos con los brotes y el acné.

De hecho, los estudios asocian la dieta occidental, que es rica en carbohidratos refinados, comida rápida y alimentos grasosos, con el acné.

Los aceites utilizados para freír alimentos grasos tienen un alto contenido de omega-6 y, por lo tanto, pueden contribuir a un desequilibrio en esta proporción.

Ten en cuenta que se necesita más investigación sobre las causas del acné.

7Puede afectar la función cerebral

efectos de los alimentos grasos en tu cuerpo

El aumento de peso, la presión arterial alta y el síndrome metabólico relacionados con los alimentos grasos también están asociados con daños en la estructura, los tejidos y la actividad del cerebro.

Cómo evitar los alimentos grasos

Existen múltiples formas de reducir o evitar la ingesta de alimentos grasos. Estos incluyen no solo métodos de cocción más saludables, sino también opciones de estilo de vida.

Use métodos de cocción más saludables

Los alimentos grasosos a menudo se fríen, lo que significa que se cocinan en mucho aceite. Los métodos que no usan tanto aceite incluyen:

  • Freír al horno.
  • Freír al aire
  • Al vapor.

Si no quieres dejar de freír por completo, asegúrate de usar una espumadera para dejar que la grasa se escurra y guarde la comida en una toalla de papel para absorber el exceso de grasa.

Reemplaza los alimentos grasosos con opciones más saludables

Con un mínimo esfuerzo, puedes reemplazar los alimentos fritos con opciones integrales y nutritivas. Aquí hay algunas alternativas a los alimentos grasos comunes:

  • Hamburguesas. Intenta hacer tus propias hamburguesas en casa con carne molida, lechuga y panecillos integrales.
  • Papas fritas. Las papas al horno son una excelente alternativa a las papas fritas.
  • Pizza. En lugar de comprar variedades, intenta preparar pizza italiana de masa fina en casa.
  • Pescado frito. Buenas alternativas son el pescado a la plancha o al horno con puré de papas, verduras al horno o ensalada.
  • Comida china para llevar. Muchos platos chinos para llevar son grasosos y fritos. En lugar de sus opciones habituales, pruebe los sofritos vegetarianos, las albóndigas al vapor y las sopas.
  • Pollo frito. El pollo se puede hornear o asar fácilmente en lugar de freír.
  • Rosquillas. Si deseas algo dulce, pruebe un batido, un muffin integral con frutas o nueces.

RELACIONADO | Ejercicios de cardio para quemar grasas

Los alimentos grasosos como las papas fritas, las papas fritas, la pizza y las rosquillas son ricos en calorías y grasas no saludables.

Una ingesta alta de estos alimentos puede provocar aumento de peso, obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes, hinchazón, diarrea, acné y deterioro de la función cerebral.

Si bien es perfectamente aceptable disfrutar de los alimentos fritos en ocasiones especiales, debes intentar limitar su consumo y elegir alternativas más saludables como parte de una dieta equilibrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here