Es una alternativa única a la harina de trigo; a eso hay que sumarle los beneficios de la harina de coco. Es popular entre los entusiastas de los carbohidratos bajos y aquellos que tienen intolerancia al gluten.

Además de su impresionante perfil de nutrición, la harina de coco puede ofrecer varios beneficios. Estos incluyen la promoción de la estabilidad del azúcar en la sangre, mejor digestión, salud del corazón e incluso pérdida de peso.

Este artículo examina la harina de coco, incluida su nutrición, los beneficios de la harina de coco y cómo se compara con productos similares.

¿Qué es la harina de coco?

La harina de coco está hecha de carne de coco que se ha secado y molido. Se originó en Filipinas, donde se produjo por primera vez como un subproducto de la leche de coco.

Durante la fabricación, los cocos primero se abren y se escurren de líquido. La carne de coco luego se raspa, se enjuaga, se ralla y se filtra para separar los sólidos de la leche. Este producto se hornea a baja temperatura hasta que se seca antes de molerlo para hacer harina.

La harina de coco no contiene gluten, por lo que es una opción para personas con ciertas afecciones, como la enfermedad celíaca, la alergia al trigo o la sensibilidad al gluten no celíaca.

Beneficios de la harina de coco

La harina de coco tiene un perfil de nutrientes diverso y puede ofrecer una gama de beneficios para la salud.

Dicho esto, pocos estudios han examinado directamente la harina de coco. Sus beneficios potenciales se basan en la investigación de sus nutrientes o compuestos beneficiosos.

1Rico en nutrientes y grasas beneficiosas

La harina de coco ofrece una variedad de nutrientes, incluyendo grasas saludables. Una porción de 1/4-taz (30 gramos) contiene:

  • Calorías: 120
  • Carbohidratos: 18 gramos
  • Azucar: 6 gramos
  • Fibra: 10 gramos
  • Proteína: 6 gramos
  • Grasa: 4 gramos
  • Hierro: 20% del valor diario (DV).

Además de ser muy rica en fibra, la harina de coco proporciona triglicéridos de cadena media (MCT) y hierro de origen vegetal.

Los MCT son un tipo de grasa relacionada con varios beneficios, como la pérdida de peso, la protección contra bacterias y virus y una mejor salud del cerebro y del corazón.

2Mantiene estables los azúcares de la sangre

La harina de coco está llena de fibra, que puede ayudar a mantener tus niveles de azúcar en la sangre bajo control.

Los alimentos ricos en fibra ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre al disminuir la velocidad a la que el azúcar ingresa en el torrente sanguíneo.

3Puede promover una digestión saludable

El alto contenido de fibra de la harina de coco también puede beneficiar tu digestión.

Además, la harina de coco cuenta con pequeñas cantidades de fibras solubles y otras fermentables, que alimentan las bacterias beneficiosas en el intestino .

4Puede mejorar la salud del corazón

La harina de coco también puede beneficiar la salud del corazón.

Además, la harina de coco proporciona ácido láurico, un tipo de grasa que se cree que ayuda a matar a las bacterias responsables de la acumulación de placa en las arterias. Esta placa se asocia con enfermedad cardíaca.

5Puede ayudarte a perder peso

La harina de coco puede ayudarte a deshacerte del exceso de peso porque ofrece fibra y proteína, dos nutrientes que demuestran reducir el hambre y el apetito.

6Puede matar virus y bacterias dañinas

La harina de coco es rica en ácido láurico, un tipo de grasa que puede combatir ciertas infecciones.

Una vez ingerido, el ácido láurico forma un compuesto conocido como monolaurina. La investigación en tubos de ensayo muestra que el ácido láurico y la monolaurina pueden matar virus, bacterias y hongos dañinos.

Usos de harina de coco

La harina de coco se puede utilizar en una variedad de recetas, tanto dulces como saladas.

Puedes sustituirlo por otras harinas al hacer pan, panqueques, galletas, muffins u otros productos horneados. Solo ten en cuenta que la harina de coco tiende a absorber más líquidos que otras harinas. Por esta razón, no se puede utilizar como un reemplazo uno a uno.

Para obtener los mejores resultados, comienza por sustituir 1/4 taza (30 gramos) de harina de coco por cada taza (120 gramos) de harina para todo uso. También puedes intentar aumentar la cantidad total de líquidos por la cantidad de harina de coco que agregaste.

Recuerda que la harina de coco tiende a ser más densa que otras harinas y no se enlaza tan fácilmente.

Los panaderos a menudo recomiendan que la mezcles con otras harinas o agregues 1 huevo por cada 1/4 taza (30 gramos) de harina de coco para darle a tu producto final una textura más esponjosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here