Además de ser absolutamente deliciosas, las cerezas, los melocotones y las ciruelas tienen otra cosa en común: todas son saludables frutas de hueso.

Las frutas de hueso, o drupas, son frutas que tienen un hoyo o “piedra” en el centro de su carne suave y jugosa.

Son altamente nutritivos y ofrecen una variedad de beneficios para la salud.

Saludables frutas de hueso

Aquí hay 6 deliciosas y saludables frutas de hueso.

1Cerezas

Las cerezas se encuentran entre las variedades de fruta de hueso más queridas debido a su sabor dulce, complejo y rico color.

Aparte de su delicioso sabor, las cerezas ofrecen una variedad de vitaminas, minerales y poderosos compuestos de plantas.

Una taza (154 gramos) de cerezas frescas picadas proporciona:

  1. Calorías: 97
  2. Carbs: 25 gramos
  3. Proteína: 2 gramos
  4. Grasa: 0 gramos
  5. Fibra: 3 gramos
  6. Vitamina C: 18% de la ración diaria recomendada(RDI)
  7. Potasio: 10% de la RDI.

Las cerezas también son una buena fuente de cobre, magnesio, manganeso y vitaminas B6 y K. Además, están llenas de potentes antioxidantes, que incluyen antocianinas, procianidinas, flavonoles y ácidos hidroxicinámicos.

Estos antioxidantes desempeñan muchas funciones importantes en tu cuerpo, incluida la protección de las células contra el daño causado por las moléculas llamadas radicales libres y la reducción de los procesos inflamatorios que pueden aumentar su riesgo de ciertas enfermedades crónicas.

Las cerezas no solo son excepcionalmente saludables sino también versátiles. Se pueden disfrutar frescas o cocidas en una variedad de recetas dulces y saladas.

2Melocotones

Los duraznos son deliciosas frutas de hueso que se han cultivado en todo el mundo a lo largo de la historia, desde el 6.000 a.C.

Son apreciados no solo por su delicioso sabor sino también por una gran cantidad de beneficios para la salud.

Estas frutas de hueso dulce son bajas en calorías pero altas en nutrientes. Un melocotón grande (175 gramos) proporciona:

  • Calorías: 68
  • Carbs: 17 gramos
  • Proteína: 2 gramos
  • Grasa: 0 gramos
  • Fibra: 3 gramos
  • Vitamina C: 19% de la RDI.
  • Vitamina A: 11% de la RDI.
  • Potasio: 10% de la RDI.

Los melocotones también tienen un alto contenido de cobre, manganeso y vitaminas B3 (niacina), E y K. Además, están cargados de carotenoides, como betacaroteno, licopeno, luteína, criptoxantina y zeaxantina.

Los carotenoides son pigmentos vegetales que dan a los melocotones su rico color. Tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios y pueden proteger contra enfermedades como ciertos tipos de cáncer y enfermedades oculares.

3Ciruelas

Las ciruelas son jugosas, deliciosas frutas de hueso que, aunque pequeñas en tamaño, contienen una impresionante cantidad de nutrientes.

Una porción de dos ciruelas de 66 gramos proporciona:

  • Calorías: 60
  • Carbs: 16 gramos
  • Proteína: 1 gramo
  • Grasa: 0 gramos
  • Fibra: 2 gramos
  • Vitamina C: 20% de la RDI.
  • Vit. A: 10% de la RDI.
  • Vitamina K: 10% de la RDI.

Estas frutas en tonos de joya tienen un alto contenido de antioxidantes antiinflamatorios, incluidos compuestos fenólicos, como proantocianidinas y kaempferol (16 Fuente de confianza).

Los compuestos fenólicos protegen tus células del daño causado por los radicales libres y pueden reducir tu riesgo de enfermedades, como las condiciones neurodegenerativas y las enfermedades del corazón.

Las ciruelas, que son ciruelas secas, proporcionan dosis concentradas de los nutrientes que se encuentran en las ciruelas frescas, y muchas de ellas benefician su salud de varias maneras.

4Albaricoques

Los albaricoques son frutas pequeñas, de color naranja, que están llenas de nutrientes y compuestos vegetales que promueven la salud.

Una taza (165 gramos) de albaricoques en rodajas proporciona:

  • Calorías: 79
  • Carbs: 19 gramos
  • Proteína: 1 gramo
  • Grasa: 0 gramos
  • Fibra: 3 gramos
  • Vitamina C: 27% de la RDI.
  • Vitamina A: 64% de la RDI.
  • Potasio: 12% de la RDI

Estas frutas dulces también son altas en varias vitaminas B, así como en vitaminas E y K.

Los albaricoques frescos y secos son especialmente ricos en betacaroteno, un carotenoide que se convierte en vitamina A en tu cuerpo. Tiene poderosos efectos en la salud, y los albaricoques son una forma deliciosa de obtener los beneficios de este potente pigmento.

Además, los albaricoques pueden mejorar la velocidad a la que los alimentos se mueven a través de su tracto digestivo, aliviando potencialmente los problemas digestivos como el reflujo ácido.

5Lichi

El lichi, o litchi, es un tipo de fruta de hueso que se busca por su sabor y textura distintivos.

La carne dulce y blanca de esta fruta de hueso está protegida por una piel no comestible de color rosa que le da un aspecto distintivo.

Una taza (190 gramos) de lichis frescos proporciona:

  • Calorías: 125
  • Carbs: 31 gramos
  • Proteína: 2 gramos
  • Grasa: 1 gramo
  • Fibra: 3 gramos
  • Vitamina C: 226% de la RDI.
  • Folato: 7% de la RDI
  • Vitamina B6: 10% de la RDI.

Los lichis también contienen buenas cantidades de riboflavina (B2), fósforo, potasio y cobre.

Estas frutas de hueso son especialmente ricas en vitamina C , un nutriente crítico para el sistema inmunológico, la piel y los huesos.

Además, los lichis proporcionan compuestos fenólicos, que incluyen la rutina, la epicatequina, el ácido clorogénico, el ácido cafeico y el ácido gálico, todos los cuales tienen poderosas propiedades antioxidantes.

6Mangos

Los mangos son frutas tropicales de colores brillantes que se disfrutan en todo el mundo por su jugosidad y su sabor dulce.

Existen muchas variedades, todas las cuales son altamente nutritivas.

Un mango (207 gramos) proporciona:

  • Calorías: 173
  • Carbs: 31 gramos
  • Proteína: 1 gramo
  • Grasa: 1 gramo
  • Fibra: 4 gramos
  • Vitamina C: 96% de la RDI.
  • Vit. A: 32% de la RDI.
  • Vitamina E: 12% de la RDI.

Aparte de los nutrientes mencionados anteriormente, los mangos son una buena fuente de vitaminas B, vitamina K, magnesio, potasio y cobre.

Al igual que otras frutas de hueso en este artículo, los mangos están cargados de antioxidantes, que incluyen antocianinas, carotenoides y vitaminas C y E.

Aunque su cáscara a menudo se desecha, los estudios muestran que la piel de mango es altamente nutritiva y contiene fibra, minerales, vitaminas y antioxidantes, como el ácido elágico, el kaempferol y la mangiferina.

Los mangos se pueden disfrutar frescos, en ensaladas de frutas y batidos, encima de avena y yogur, o se pueden convertir en deliciosas salsas.

No solo son deliciosos, sino que también son muy versátiles y se pueden disfrutar en forma integral, como bocadillos para llevar o como adiciones a recetas sabrosas y dulces por igual.

Intenta agregar algunas de las frutas de hueso en esta lista a tu dieta para mejorar tu salud general, al mismo tiempo que satisface tu gusto por lo dulce.

¿Cuál de estas saludables frutas de hueso es tu favorita?

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here