21 cosas que no importan para perder grasa

0

Hay un montón de consejos por ahí sobre el tema de cómo perder grasa. Algunos son útiles y otros no tanto.

Perder grasa no siempre es fácil. Pero los pasos reales que hay que dar son bastante sencillos. No es ni de lejos tan complicado como algunos quieren hacer creer.

En lugar de darte otra lista de «21 consejos para perder grasa», voy a hablarte de las cosas que no van a hacer mucha diferencia en tus resultados de una manera u otra. Los «inessentials» de los que puedes olvidarte felizmente y seguir haciendo grandes progresos.

Así que aquí, sin ningún orden en particular, hay una lista de cosas que no importan cuando se trata de perder grasa.

1. Cardio en ayunas

Me gusta empezar el día con algo de cafeína, seguido de un paseo matutino con mi perro. Solía pensar que hacer esto ayudaría a la pérdida de grasa. Pero la investigación sobre el tema me ha hecho cambiar de opinión [1, 2]. El cardio en ayunas puede ser útil para ciertas personas en ciertas situaciones, pero no creo que haga una gran diferencia en su tasa de pérdida de grasa de una manera u otra.

2. Dietas cetogénicas

Las dietas muy bajas en carbohidratos (también conocidas como dietas cetogénicas) pueden ofrecer resultados rápidos. Pero, «rápido» y «sostenible» no siempre son compañeros de cama compatibles. Se puede perder grasa con distintas cantidades de carbohidratos en la dieta, de baja a media y alta [3].

3. Frecuencia de las comidas

La mayoría de las investigaciones realizadas muestran que un aumento de la frecuencia de las comidas no tiene un efecto significativo en la pérdida de peso, la tasa metabólica o la cantidad de grasa quemada durante un período de 24 horas [4]. Una, tres o seis comidas al día pueden conducir a la pérdida de grasa.

GRATIS: La hoja de trucos del vientre plano. Se trata de una guía rápida para perder grasa, que puedes leer en línea o guardar como PDF, que te muestra exactamente cómo perder la barriga y recuperar la forma. Para que te envíen una copia GRATIS, haz clic o toca aquí para introducir tu dirección de correo electrónico.

HAGA CLIC AQUÍ PARA LA HOJA DE TRUCOS

4. Horario de las comidas

Las calorías no engordan más si las comes más tarde en el día. Tampoco existe ninguna evidencia convincente que sugiera que comer la comida más abundante por la noche ofrezca resultados muy superiores. Puedes perder grasa utilizando una amplia variedad de patrones de horarios de comidas, siendo tu capacidad de mantener la dieta más importante que cualquier otra cosa.

5. Azúcar

Al contrario de lo que dicen los diversos «expertos en dietas de famosos que se suben al carro del antiazúcar», no es necesario eliminar hasta el último gramo de azúcar de tu dieta. Siempre que lo tengas en cuenta en tu presupuesto diario de carbohidratos, puedes comer azúcar y seguir estando delgado [5].

6. Índice glucémico (IG)

No hay nada malo en seguir una dieta que contenga muchos alimentos de bajo IG. Pero, para la mayoría de las personas, la mayor parte del tiempo no vale la pena preocuparse por el IG. Si tu ingesta diaria de proteínas y calorías está en el nivel adecuado, reducir el IG de tu dieta no va a suponer ninguna diferencia en la velocidad a la que pierdes grasa [6].

7. Insulina

La insulina tiene un papel en el metabolismo de las grasas. Pero es sólo un instrumento de la orquesta hormonal que suena en tu cuerpo, y es posible ponerse cachas con niveles muy variados de insulina [7]. Las afirmaciones de que un nivel alto de insulina te hace almacenar grasa sin importar cuántas calorías comas, o que puedes comer toda la grasa que quieras sin ganar peso porque no afecta a la insulina, se basan más en la ciencia ficción que en los hechos científicos.

8. Cardio

Pienso en el cardio como en el aire acondicionado de tu coche. Es bueno tenerlo, sobre todo si vives en un país caluroso. Pero no es esencial para llegar a donde quieres ir. La grasa se puede perder sólo con la dieta, con la dieta más el cardio, con la dieta más el entrenamiento de fuerza, o con una combinación de los tres.

9. Comer limpio

El hecho de que comas sólo alimentos «sanos» o «limpios» no es garantía de que vayas a perder grasa.Algunos alimentos considerados «limpios» son también muy calóricos. Si comes demasiados, engordarás.

10. Grasa dietética

Las dietas altas o bajas en grasa pueden funcionar para la pérdida de grasa [8]. Algunos días puedes tomar un poco más de grasa, otros días un poco menos. Mientras las calorías totales y las proteínas estén en el nivel adecuado, no importa demasiado.

11. Cortisol

El cortisol se ha establecido firmemente como uno de los «villanos» en el mundo hormonal de los buenos y los malos. No es así. El cortisol, por sí mismo, no impedirá que se pierda grasa, ni hará que se gane en ausencia de un excedente calórico.

12. Fructosa

La fructosa no tiene nada especialmente perjudicial. No va a hacerte engordar por arte de magia, ni a destrozarte el hígado, ni a provocarte diabetes. La fructosa puede provocar un aumento de peso cuando se consume en exceso, pero no es más probable que lo haga que el exceso de calorías procedentes de la grasa o de otros tipos de carbohidratos [9].

13. Alcohol

La idea de que el alcohol se convierte automáticamente en grasa y va directamente a la cintura es errónea. El alcohol sí frena la quema de grasa mientras es metabolizado por tu cuerpo [10].Sin embargo, no es más probable que te impida perder peso que el exceso de calorías procedentes de los carbohidratos o las grasas.

14. Alimentos que queman grasa

Varias listas de los llamados «alimentos quemagrasas» aparecen regularmente en diversos artículos sobre «cómo perder grasa». Suelen estar llenas de consejos inútiles sobre cómo añadir canela al yogur lo convierte en un «pudín rompebarriga,» o que los arándanos pueden «interrumpir el desarrollo de las células grasas.» Es bueno para reírse, pero no mucho más.

15. Fruta

Algunas dietas aconsejan limitar la ingesta de fruta, o incluso suprimirla por completo, sobre todo porque la mayoría de las calorías provienen del azúcar. Sin embargo, frutas como las fresas, los plátanos o las manzanas contienen una cantidad relativamente pequeña de azúcar. La mayor parte de su peso procede de la fibra y el agua, lo que puede ayudar a perder peso en lugar de perjudicarlo [11]. La naturaleza ha «empaquetado» la fruta de tal manera que hace muy difícil el consumo excesivo de calorías de forma pasiva.

16. Lácteos

La leche, el yogur y otros productos lácteos suelen ser condenados como una amenaza que dispara la insulina y que no tiene cabida en la dieta humana. De hecho, la mayoría de las investigaciones demuestran que el efecto que tienen los productos lácteos en tu peso es ampliamente neutral [12]. No van a perjudicar tus esfuerzos por adelgazar, pero tampoco van a ayudar mucho.

17. Desayuno

Saltarse el desayuno no aumenta automáticamente el riesgo de ganar peso. Tampoco las personas que desayunan acaban perdiendo peso más rápidamente que las que no lo hacen. Si el desayuno no es lo tuyo, o no te apetece hasta la tarde, no hay nada malo en empezar el día con una taza de café y poco más. No es algo que haga o rompa tu dieta.

18. Ayuno intermitente

Mis resultados con el ayuno intermitente han sido extremadamente positivos. Dicho esto, no creo que haya ninguna magia en ello. Es sólo una forma sencilla de mantenerse dentro de su presupuesto de calorías para el día. La mayoría de los estudios muestran que el ayuno intermitente no es mejor (ni peor) que la restricción calórica continua en lo que respecta a la pérdida de peso [13]. El principal beneficio es la comodidad y la simplicidad, más que cualquier diferencia masiva en términos de resultados.

19. Edulcorantes artificiales

Las afirmaciones de que los edulcorantes artificiales estropean el metabolismo, además de hacernos pasar hambre y engordar, no están respaldadas por la investigación [14]. Como explico en mi libro electrónico, la mayoría de los ensayos controlados muestran que los edulcorantes bajos en calorías no aumentan la ingesta de calorías ni el peso corporal y, al menos en algunos casos, conducen a una modesta pérdida de peso. Ninguno muestra que los edulcorantes conduzcan directamente al aumento de peso.

20. Entrenamientos para quemar grasa

Los entrenamientos que queman más grasa no siempre conducen a la pérdida de más grasa [15]. Esto se debe a que tu cuerpo puede responder ajustando los diales de tu apetito, niveles de actividad y metabolismo de tal manera que perder grasa se vuelve cada vez más difícil [16, 17]. La cantidad de grasa que quema un determinado entrenamiento no es el único criterio, ni siquiera el más importante, para juzgar su eficacia.

21. Combinación de alimentos

Hay quien dice que para maximizar la pérdida de grasa hay que evitar comer grasas y carbohidratos en la misma comida. Es una tontería más, por las razones que explico aquí. Puedes comer nutrientes en cualquier combinación (incluyendo carbohidratos y grasas) y seguir perdiendo grasa.

Ver también: La hoja de trucos del vientre plano

Si quieres menos flacidez y más músculo cuando mires a tus abdominales (o donde deberían estar), echa un vistazo a La hoja de trucos del vientre plano.

Es una guía rápida, que puedes leer online o guardar en PDF, que te dice exactamente cómo perder la tripa y recuperar la forma. Para recibir una copia gratuita de la hoja de trucos, introduzca su dirección de correo electrónico en el cuadro de abajo y pulse el botón «enviar ahora».

POLÍTICA DE PRIVACIDAD: Esta es una lista de correo electrónico 100% privada, y tu dirección de correo electrónico no se comparte con nadie por ningún motivo. Puedes darte de baja rápida y fácilmente si lo deseas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here